Sinaloa: las claves rumbo al Senado 2024

Alvaro Aragón Ayala 

Quienes le entienden a la teoría y a la praxis política futurean, desde lo interno o lo externo de Morena, rumbo al 2024 y el 2027; el primer año se registrará la sucesión del presidente Andrés Manuel López Obrador y en el segundo el relevo de Rubén Rocha Moya del gobierno del estado.  

Faltan que caigan algunos fríos y calorones para que lleguen esas fechas, pero si las candidaturas no se construyen en 4 o 5 meses, sino en toda una vida de ejercicio político, entonces la elección del 6 de junio es el punto de arranque del 2024 con el marcaje del triunfo de Rubén Rocha Moya y la participación activa en la campaña morenista de Héctor Melesio Cuén Ojeda, dirigente del Partido Sinaloense. 

El 2024, además de la sucesión de López Obrador, se renovarán alcaldías, diputaciones locales, en lo estatal, en tanto que nivel nacional se votará por candidatos a Senadores y diputados federales. Cualquier posición es buena plataforma para aspirar en el 2017 para suceder a Rocha Moya. 

Otra vez en esa puja, Héctor Melesio Cuén Ojeda se coloca en el centro de los reflectores como viable a ocupar una posición en el Senado de la República por sus alianzas con Morena y por su activismo y los resultados de la elección pasada. 

El dirigente del PAS es de los que gusta usar la frase “de esta agua no he de beber” para no darse por descartado en ninguna jugada, aunque de hecho nunca lo ha estado, porque se mantiene activo políticamente los 365 días del año. 

Sin embargo, para concretar los proyectos, primero para el 2024 y después para el 2017, quienes están inmersos en la jugada sucesoria tendrán que esperar para saber cómo y con quien Rubén Rocha Moya decidirá gobernar Sinaloa, elección de la que se desprenderán importantes lecturas, porque algunos aspirantes podrían ser incorporados por él a su equipo de trabajo. Después vendría la valoración del desempeño de cada uno de ellos para sopesar si son competitivos o no rumbo a la puja del 2024. 

De los alcaldes y diputados federales que vienen o repetirán en sus cargos, obviamente que con base en su futuro “activismo gubernamental” y proyección estatal y nacional, pudieran salir los candidatos al Senado. Otras candidaturas habrían de ser construidos por Rocha en el “estómago” de su gabinete. Otros más pudieran surgir del trabajo independiente que desarrollen cada uno como políticos o activistas sociales. 

De los que en el futuro que tarde que temprano llegará, aspiran al Senado de la República, por la vía de Morena, Alejandro Higuera Osuna, Guillermo Benítez, Jesús Estrada Ferreiro y Gerardo Vargas Landeros y dos que tres diputados federales, y tal vez Héctor Melesio Cuén Ojeda, visto con agrado en Palacio Nacional y en la cúpula morenista.  

La elección del 2014 será más fiera o agresiva que la del pasado 6 de junio ya que estará en disputa la presidencia de la República y el control del Senado de la República y una vez más la Cámara de Diputados. Con la experiencia de la derrota de la pasada campaña, el frente PRI-PAN-PRD prepara la embestida contra los gobiernos de la Cuarta Transformación. 

Quien aspire entonces a participar con posibilidades de triunfo deberá estar ya moldeando su candidatura y en espera de ver los siguientes pasos de Rubén Rocha Moya; aquellos funcionarios o políticos morenistas que le apuesten al “encapsulamiento” personal o grupal, se pueden dar por descartados.    

En Sinaloa, aparte del palomeo de Rubén Rocha para aspirar al Senado de la República, los aspirantes deberán construir consensos sociales o comunitario y puentes de entendimiento, cordialidad y amistad con cinco personajes que influirán en la toma de determinaciones: Marcelo Ebrard Casaubon, Ignacio Mier, Ricardo Monreal y Mario Delgado y Tatiana Clouthier. 

Pero ojo, no hay que comer ansias. Todo dependerá también de quien sea el candidato de Morena a la presidencia de la República y si el presidente Obrador, en los últimos días de su mandato, decide o no “echar su cuarto a espadas” para determinar quienes pudieran ser los candidatos al Senado de la Republica. 

Una pregunta flota en el escenario postelectoral ¿Qué tal si en el 2024 a AMLO se le “ocurre” hacer Senadora de la República por Sinaloa a Tatiana Clouthier? 

Corre tiempo….     

Publicado en Expediente27