FSTSE aplaude acuerdo para regreso seguro de servidores públicos

Jared Laureles 

La Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) dio la bienvenida al acuerdo publicado hoy por la Secretaría de la Función Pública (SFP) por el que se determina que, a partir del 2 de agosto próximo, los servidores públicos regresarán a trabajar de manera presencial, gradual y “con total seguridad sanitaria” a las oficinas del gobierno federal.

En una carta enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador, el dirigente de la FSTSE, Joel Ayala Almeida, dijo que “valora los ordenamientos girados” a la SFP para “responder a las inquietudes” de los funcionarios en su retorno presencial a laborar.

“La respuesta inmediata y puntual marca una vez más su convicción social en apego a los derechos humanos, derechos laborales que para la FSTSE, que agrupa a 82 organizaciones sindicales y que tiene representación territorial en todo el país, representa una vinculación plena con la vigencia del Seguro de Protección Sanitaria”, cita la misiva.

Ante el retorno a las labores en forma gradual y segura, Ayala Almeida reconoció el “liderazgo que se concreta” en el contenido del decreto emitido este viernes 30 de julio, el cual describe puntualmente la salvaguarda de la seguridad en la salud para los trabajadores del gobierno federal y sus familias.

Respecto a lo anterior, la FSTSE recalcó los siguientes puntos: vacunación integral a todos los Trabajadores al Servicio del Estado; dotación de insumos como caretas, cubrebocas, guantes, y otros protectores.

También subrayó la realización periódica de pruebas para detectar posibles contagios de Covid-19; la anitización y fumigación de los inmuebles en las áreas de trabajo, así como que previo a su retorno a las actividades laborales tendrán que practicarse pruebas Covid-19,con el principal objetivo de lograr cero contagios.

A nombre de los trabajadores, Ayala Almeida reiteró al presidente López Obrador la colaboración y coadyuvancia con las instituciones del país y con la propia Presidencia de la República.

Publicado en La Jornada