Clases presenciales en México deben ser con estrictas medidas de vigilancia: OPS

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) consideró que el retorno presencial a clases en México debe darse bajo medidas estrictas de vigilancia epidemiológica y sanitaria para intervenir en caso de que haya un brote y también bajo la lógica de que el cierre prolongado solo ha afectado a las poblaciones con menos recursos económicos.

Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS, explicó que México forma parte de las naciones que están vacunando a los maestros y promueven, paralelamente, la reapertura económica.

“La protección personal, la higiene, el distanciamiento se encuentran en el núcleo mismo del núcleo de protección contra el virus, inclusive el uso de tapabocas o el uso de cubrebocas. Al igual que otras actividades, las escuelas desempeñan una función importante”.

El regreso debe darse bajo medidas de capacidad reducida, con enfoques que combinen la educación presencial y virtual, bajo diferentes protocolos con autoridades locales, de salud, y los responsables de los estudios establecimientos educativos, vigilancia epidemiológica en caso de transmisión fuerte del SARS-CoV-2. 

“La reapertura de las escuelas debe ser repensada teniendo en cuenta también todas las medidas a nivel de la comunidad.”

No será una sorpresa para nadie, como lo mencionó el secretario de Salud de México, que después de la reapertura de las escuelas tal vez aumenten algunos casos, simplemente, es una situación en la cual el transporte, el desplazamiento de los alumnos, pero también de los docentes y otros que no están totalmente vacunados tal vez también aumenten el contagio.

“Pero esta es una medida que debe tomarse también tomando en cuenta que los largos periodos de tiempo de cierre de las escuelas ha afectado a las poblaciones con menos recursos y las poblaciones que no pueden solventar, por ejemplo, clases virtuales. Entonces, se trata también de otra decisión ética que se debe tener en cuenta”.

Ugarte refirió que esta decisión está siendo impulsada en México, pero también en Santa Lucía, “es parte de la respuesta general y de la reapertura de la economía y esto se debe tener en cuenta con otras medidas comunitarias”.

Publicado en Vanguardia