En “quiebra técnica”, el Pensionissste-Zacatecas

Alfredo Valadez Rodríguez

Zacatecas, Zac., El fondo de pensiones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac), del que dependen 24 mil trabajadores activos y jubilados del gobierno del estado y los municipios, “ya está en quiebra técnica”, aseguró ayer Marco Vinicio Flores Guerrero, director general del instituto.

Dijo que se requiere una “reforma integral a la ley general del organismo. Ya no hay fondo pensionario, sus pasivos son de 63 mil millones de pesos, el valor de los activos e inmuebles del instituto es de 19 mil millones; es decir, se arrastra un déficit de 44 mil millones de pesos, este es el principal problema financiero del estado, y se arrastrará en los próximos seis sexenios”.

La declaración la hizo al tiempo que integrantes del Movimiento de Bases en Defensa del Issstezac, integrado por maestros, jubilados y pensionados, ocuparon por segundo día consecutivo la Secretaría de Finanzas del gobierno, en demanda del pago de la segunda parte de su aguinaldo, que el organismo ha incumplido por “falta de liquidez”.


Zacatecas, Zac.,
 El fondo de pensiones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac), del que dependen 24 mil trabajadores activos y jubilados del gobierno del estado y los municipios, “ya está en quiebra técnica”, aseguró ayer Marco Vinicio Flores Guerrero, director general del instituto.

Dijo que se requiere una “reforma integral a la ley general del organismo. Ya no hay fondo pensionario, sus pasivos son de 63 mil millones de pesos, el valor de los activos e inmuebles del instituto es de 19 mil millones; es decir, se arrastra un déficit de 44 mil millones de pesos, este es el principal problema financiero del estado, y se arrastrará en los próximos seis sexenios”.

La declaración la hizo al tiempo que integrantes del Movimiento de Bases en Defensa del Issstezac, integrado por maestros, jubilados y pensionados, ocuparon por segundo día consecutivo la Secretaría de Finanzas del gobierno, en demanda del pago de la segunda parte de su aguinaldo, que el organismo ha incumplido por “falta de liquidez”.

Las declaraciones de Flores Guerrero (que causaron molestia y polémica entre los manifestantes que ocupan la tesorería estatal) las hizo al noticiario de Radio Zacatecas 97.9 de FM, operada por el gobierno estatal. El directivo tiene apenas un año como director general del Issstezac, pero aseguró que el fondo de pensiones “quebró, pues viene mal desde que se diseñó”.

“Cuando se creó la ley del 89 los trabajadores aportaban 6 por ciento de su sueldo durante 30 años y después de otros tantos ya se llevaban más de 100 por ciento de eso, entonces uno no ocupa ni siquiera ser actuario para darse cuenta que desde su diseño está mal. En 1986 Genaro Borrego Estrada, entonces gobernador del estado, creó la Ley del Fondo de Pensiones de los burócratas y maestros estatales”.

Flores Guerrero explicó: “un trabajador que labora 30 años ahorra en ese tiempo sólo para tres años de pensión, después se lleva el dinero del que viene atrás y llega un punto en que ya se acabaron los recursos”.

Declaraciones “falsas y maniqueas”, dice diputada

Al respecto, en entrevista con La Jornada la diputada morenista Alma Gloria Dávila Luévano calificó esas declaraciones de “falsas y maniqueas”. Ella, durante dos años impulsó desde el Congreso del estado realizar una auditoría integral al fondo de pensiones del Issstezac, de la última década; es decir, en las administraciones de Miguel Alonso Reyes (2010-2016) y el actual mandatario Alejandro Tello Cristerna (quien este septiembre concluye su periodo de sólo cinco años).

La morenista señala: “el director Flores Guerrero miente a lo descarado”, pues hace una explicación absurda, al “eludir las razones principales por las que el fondo de pensiones está en quiebra, que son la corrupción y el saqueo de los directivos y la cúpula dorada del organismo en la última década, como ha quedado demostrado en el informe final de la auditoría integral que impulsé en la legislatura, con el aval de la Auditoría Superior del Estado”. Recordó la legisladora que en esa auditoría al Issstezac se encontró que el instituto recaudó –sólo en el periodo 2015 a 2019– por cuotas y aportaciones, alrededor de 3 mil 518 millones de pesos.

Conforme al artículo 132 de la Ley del Issstezac, 30 por ciento de esta suma, debió destinarse al fideicomiso del fondo de pensiones. “Sin embargo, se pudo verificar que ese porcentaje, equivalente a mil 55 millones de pesos, no fue depositado al fideicomiso”.

“Esos recursos debieron utilizarse para el pago de pensiones a los derechohabientes y otorgar préstamos a corto y mediano plazos. Por ley, la Junta Directiva y el Director General en turno no podían usar esos recursos para sufragar necesidades de gasto operativo del Issstezac. “Pero ahora ha quedado al descubierto, eso es lo que hicieron: pagar entre otras cosas, los altos salarios de la nómina dorada del organismo”, lamentó la diputada.

Por La Jornada