Diputado “erótico”, detractor de Estrada y “El Químico”, buscará la alcaldía de Culiacán

Se desató la locura. Se desclavaron todos los demonios. El diputado Pedro Alonso Villegas Lobo –el diputado “erótico- “, quien encaja insultos o descalificaciones a sus opositores o críticos cuando se trata de polemizar temas de interés social, económico o político, se “destapó” como precandidato de Morena a la alcaldía de Culiacán, ridiculizando la competencia electoral morenista.     

El acérrimo detractor del alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, y “crítico” del presidente de Mazatlán, Guillermo -El Químico-, a quien en mayo acusó de “ser el responsable de un brote masivo de coronavirus por negarse a respetar las indicaciones de la Secretaría de Salud de quedarse en casa y autorizar la apertura de restaurantes el 10 de mayo”, citó a conferencia de prensa para dar a conocer sus “aspiraciones” y para volver a lucir sus dotes discursivos. Desbordó otra vez difamaciones y calumnias. 

El anuncio del “destape” de Villegas Lobo –el legislador “erótico”- causó hilaridad en el Palacio Municipal culichi. Quien más se carcajeó fue el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, a quien el legislador ha calificado de misógino y de constituir “uno de los más grandes errores el tenerlo como presidente municipal”.  

En sí, Pedro Lobo – según los analistas políticos- no tiene ninguna posibilidad de ser designado candidato de Morena a la alcaldía de Culiacán. Se trata de una jugada: servirá de ariete en contra de Gerardo Vargas Landeros, a quien el periodista Oswaldo Villaseñor, en su columna “TRANSICIÓN/Matemáticas y Jaloneos” lo ubica en la búsqueda de la candidatura de Morena a la presidencia municipal de la capital del estado. 

El perfil insultativo y calumniador de Pedro Lobo es el ideal para intentar frenar el proyecto municipal de Gerardo Vargas, a quien Rocha Moya dijo que sí pertenece a Morena y a la Cuarta Transformación. El “autodestape” del diputado “erótico” es estratégico.   

El video nunca investigado 

En noviembre y diciembre del 2019 circuló en las redes sociales un video en el que aparece el diputado de Morena, Pedro Villegas Lobo, en su despacho del Congreso Local en pleno ajetreo sexual con una jovencita, lo generó reacciones no solo en las dirigencias de los partidos políticos, sino también entre directivos y alumnos de preparatorias públicas, colegios particulares y Universidades, públicas y privadas, que lanzaron una voz de alerta para que instalaran protocolos para la protección de sus estudiantes. 

El origen del video nunca se investigó. Diputados de Morena tendieron una “cortina de humo” y protegieron de toda indagatoria policial/ministerial al que cobró de inmediato fama con el apodo de “El diputado erótico”. La edad y la identidad de la muchacha nunca se precisó, pero quedó claro de que se trató de una adolescente, quizá una estudiante, que pudo haber acudido al recinto legislativo en busca de apoyo económico o de una beca. 

El video, al que “alguien” agregó texto y sonido, aún posee importancia periodística, jurídica-penal, legislativa, política, electoral y social, porque el diputado de Morena podría haber incurrido en los delitos de corrupción y prostitución de adolescentes. O bien en una “violación sexual con engaños” de una menor de edad valiéndose de su investidura de legislador. 

En aquellos días, en su defensa, para escapar del juicio popular y de una indagatoria policial-ministerial, Pedro Villegas Lobo argumentó que no era él el de la grabación, y de que se trata de una campaña política en su contra. La presidenta de la bancada de Morena y de la JUCOPO, Graciela Domínguez Nava, esgrimió de que se trataba de un “montaje” y de un video “súper-editado”. 

Alejo Valenzuela, quien fungía como presidente del Partido Movimiento Ciudadano en Culiacán, precisó que la denuncia a través de videos donde se exhibe que el Congreso del Estado se usa también como un motel, no debe desecharse, sino que debe investigarse e ir hasta las últimas consecuencias. 

“Quiero decirle a la diputada Graciela Domínguez que están volviendo al Congreso un mercado y un motel legislativo. Es ofensivo que la bancada de Morena respalde ciegamente al diputado, quien debe renunciar al cargo”, para someterse al imperio de la ley, puntualizó. 

El otrora dirigente del MC hizo un llamado al Fiscal General del Estado, Juan José Ríos Estavillo, para que actuara dado la gravedad del caso. 

A su vez, por medio de un documento, el Partido Sinaloense solicitó al Congreso del Estado la práctica de una investigación a fondo de video pornográfico, en los que “se presume” aparece el diputado de la actual Legislatura, y porque se maneja que tal acción se llevó a cabo en instalaciones del Poder Legislativo. 

La petición formal se hizo llegar a la Mesa Directiva del Congreso presidida por la diputada Gloria Imelda Félix Niebla y al Secretario General, José Antonio Ríos Rojo. 

En escrito firmado por el presidente y secretario general del PAS, Héctor Melesio Cuén y Víctor Antonio Corrales Burgueño, se solicita a través de las instancias correspondientes, que se lleve a cabo una investigación administrativa por supuestos hechos ocurridos al interior de las instalaciones del Congreso, según lo publicado por diversos medios de comunicación. 

Para eludir su responsabilidad de la grabación donde aparece copulando con una jovencita, “a raíz de lo hecho público sobre este vídeo, Pedro Alonso Villegas Lobo ha señalado al Partido Sinaloense y de manera específica a Héctor Melesio Cuén Ojeda como los responsables de armonizar una campaña en su contra, lo que a través del presente escrito negamos rotundamente”, dijo Corrales Burgueño. 

La solicitud del PAS fue encaminada a que el Congreso abriera una investigación sobre los hechos sucedidos, y de tener resultados, si el video es veraz se aplicara la normatividad que está definida para una acción de esta naturaleza. 

Por lo delicado del contenido, en escuelas públicas y privadas, en Universidades, sociedades de alumnos y de padres de familia y los directivos, consideraron “non grato” al diputado Pedro Villegas Lobo y analizaron la posibilidad de negarle el acceso a las instituciones de enseñanza. 

Como primer paso, como protocolo de seguridad prohibieron las estudiantes acudir al Congreso Local a visitar o a hacer labor de gestoría a las oficinas del legislador.  

Si es el legislador “cachondo” 

Del estudio periodístico-técnico-policial del video, dividido en dos, uno limpio y otro “súper-grabado, se desprendieron hipótesis, conclusiones y exigencias que merecen aún ser tomadas en cuenta por el Congreso Local y la Fiscalía General, la de Sinaloa o la de la República.  

El análisis técnico y las pruebas de la grabación limpia que se logró quitando las texto y voces, concluyen que no es un montaje y que sí, sí es el diputado Pedro Villegas Lobo el que aparece en el film, junto a una adolescente. Las técnicas de la antropometría facial determinan la identidad de Pedro Villegas Lobo: es su rostro, sus ojos, su nariz, sus orejas y color de piel. 

La “teoría del montaje”, planteada por la presidenta de la JUCOPO del Congreso Local, Graciela Domínguez Nava, fue inverosímil. Para poder fabricar un escenario de esta naturaleza se tendrían que haber dado los siguientes pasos y condiciones:  

1.- Conseguir un gemelo, un clon, una persona con el mismo color de piel, con las mismas medidas antropométricas, con el mismo rostro de Pedro Villegas. 

2.-Armar una oficina con las mismas características, color, medidas, muebles, ventana y persianas, igual que la que ocupa Pedro Villegas, y que el mismo se ha encargado de difundir en las redes digitales, con su figura en un cómodo sillón y escritorio. 

3.-Haber contratado a una adolescente y pagarle para que sostuviera una relación sexual desnuda con el clon o gemelo del legislador de Morena. 

El estudio fotográfico anatómico de la dama, a la que no se le ve el rostro, arrojó que se trató de una muchacha adolescente de entre 16 y 20 años de edad, tal vez una estudiante.   

Alvaro Aragón Ayala

Proyecto 3/Voces que Rompen el Silencio