Merary y Norzagaray: veto a Universitarios

Del domingo al lunes recibimos una sorpresa: la “sincronización” del funcionario electoral, Ernesto Hernández Norzagaray, durante el régimen de los priistas Juan S. Millán Lizárraga y Jesús Aguilar Padilla, y la diputada de Morena, MeraryVillegas.

Norzagaray, en su artículo semanal del domingo dedicado tradicionalmente a difamar a la UAS que le paga quincenalmente una jubilación/pensión, un salario completo, íntegro, como si fuera trabajador en activo, desacreditó la participación de tres de las propuestas del alma máter para integrar el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción.

¿Por qué? Porque según él la diputada de Morena, Merary, dijo Norzagaray, los ubicó como miembros del Partido Sinaloense. Merary lanzó el señalamiento el 19 de octubre.

Norzagaray escribió:

No a todos los convocados les gusta el juego limpio, la representación de Morena en el Congreso y su líder parlamentaria señaló que tres de los propuestos por la UAS son militantes del Partido Sinaloense y eso, de acreditarse, deberá corregirse porque desvirtúa el espíritu de la ley.

Eso garabateó el domingo, y el lunes, debidamente sincronizada con Norzagaray, la morenista Merary Villegas Sánchez, quien de un tiempo a la fecha se convirtió en una “figura rutilante” en Noroeste por sus ataques a la UAS y el PAS, ratificó su “veto” a tres de las 23 propuestas de ciudadanos que buscan formar parte del Sistema Estatal Anticorrupción.

“…..Morena les reconoce su trayectoria académica e incluso de que cumplen con la convocatoria. Pero francamente el Grupo Parlamentario de Morena los consideramos propuestas inviables, por su cercanía y militancia a los partidos políticos PRI y PAS”, manifestó.

Es tramposa la posición de Merary al ligar en una fórmula de 3 al PRI y al PAS. La descalificación de Norzagaray tiene su carga partidista por venir de donde viene. De un exfuncionario electoral con simpatías con Juan Millán y Aguilar Padilla y con lazos laborales o de colaboración con Manuel Clouthier, ex diputado del PAN y actual legislador “independiente”, que recoge firmas para convertirse en candidato “independiente” al Senado de la República.

La posición de Merary también es partidista. Viene de Morena, partido que en Sinaloa ha sido contaminado por el perredismo antiUas Y antiPAS y por priistas “colados” o infiltrados en el partido de Andrés Manuel López Obrador.

¿Son o no militantes del PAS los señalados por Merary y Norzagaray? ¿Cuentan ambos “descalificadores” con la independencia suficiente, con una opinión no partidista o partidizada para decir o decidir quiénes son los honorables ciudadanos que deban integrarse al Sistema Estatal Anticorrupción?

Merary precisó: el sistema anticorrupción debe contar con la absoluta legitimidad de la sociedad y para ello se requiere que el PRI y PAS “saquen sus manos” del proceso.

¿Nada más el PRI y el PAS? ¿y Morena? ¿Y el PAN? ¿Y el Panal? ¿Y los otros partidos? ¿Y el gobernador? ¿Son o no lo suficientemente independientes de los partidos políticos las otras 20 propuestas ciudadanas? ¿Nunca han votado? ¿Nunca han simpatizado con nadie? ¿La vida de los otros 20 ciudadanos ha estado alejada de la participación política? ¿Han sido seres que se han excluido toda su vida pública-política de Sinaloa en espera de la oportunidad de convertirse en adalides Anticorrupción?

Cuatro instituciones de educación superior, UAS, UdeO, Universidad Pedagógica y Universidad San Miguel, presentaron en conjunto 13 propuestas. En particular, la UAS propuso 5 nombres.

La rectora de la UdeO, Sylvia Paz, que no ha movido un dedo para atacar la corrupción que le heredó el ex rector Aarón Sánchez y compinches, propuso un paquete de 6 universitarios que se quieren integrar al sistema anticorrupción.

Sylvia Paz es gente de Jesús Vizcarra-Enrique Villa Rivera-Quirino Ordaz Coppel. Tradicionalmente en cada elección la UdeO es operada como un apéndice del PRI. Entonces ¿están todos vetados? La Universidad Pedagógica vive actualmente un escándalo de corrupción. Es considerada también un brazo electoral del PRI ¿Está fuera su propuesta?

La propuesta de la Universidad San Miguel ¿queda fuera?

En las 23 propuestas van integrados nombres de simpatizantes de Manuel Clouthier. Se trianguló por la ruta de las asociaciones civiles el ingreso de estos personajes a la lista de los 23. Hay propuestas directas del gobernador Quirino Ordaz Coppel y de grupos enclaves de Morena, el PAN y otros partidos.

Pero la consigna en Noroeste, de Clouthier, acatadas por Norzagaray y seguidas al pie de la letra por Merary, la “estrella” del periódico de la oligarquía, es descalificar o desacreditar a las propuestas de la UAS con un argumento falaz, endeble.

El destino o integración del sistema estatal anticorrupción no puede estar sujeto a los intereses partidistas o a los caprichos personales de Norzagaray ni en la intentona de Merary de convertirse en la voz de Norzagaray y Clouthier en el Congreso Local.

Todos los caminos conducen a Clouthier. O todas las rutas podían conducir incluso al PRI y el PAN para quedarse con el control total del sistema estatal anticorrupción, usando a tontas y tontos útiles para descalificar la propuesta universitaria.

¿Por qué Merary no proclamó un ¡fuera Morena o un fuera PAN y PRD de la elección del sistema Estatal anticorrupción!? Ya se está haciendo costumbre que a Merary y a Norzagaray y a Noroeste les salgan los tiros por las culatas.